Recuerdo del montador más grande de mosca ahogada de León.
 
    Por V. Álvarez.  
     Hoy es un día de recuerdos tristes, es el aniversario de nuestro Maestro D. Bernardo Alonso: Cuando nos enteramos nos quedamos sorprendidos por esa triste noticia, ya adivinábamos que su estado no era el mas idóneo y éramos conscientes de que todo tiene un final, por donde pasaremos unos y otros a su debido tiempo.
No puedo dejar hoy, no podemos dejar todos los  que le conocimos, de recordar al Amigo del que aprendimos, del que copiamos sus moscas, algunos tuvieron la suerte de tener una intimidad con esta persona, otros nos conformamos con deshacer sus cuerpos de mosca ahogada para averiguar los hilos que usaba.
Bernardo, D. Bernardo Alonso, fue una Institución y hoy que tanto queremos hacer por la Pesca a mosca ahogada, que nos legaron nuestros antepasados en otros siglos, siempre le recordaremos.
Deseo poneros el enlace del Foro de Pescaleón donde se hicieron comentarios de esta persona. En el V Encuentro de Pescaleón celebrado en Boñar, se le tributó un merecido homenaje, estaba acompañado de sus amigos y algunos de nosotros, mejor dicho todos, nos sentimos orgullosos de esta efeméride.

 

Es la única verdad y con ella he dado título recientemente a  un post, aunque seguramente por otros motivos, ” Todo llega……todo pasa.” son versos de Antonio Machado que todos hemos recordado alguna vez:
 
  Caminante no hay camino
  Todo pasa y todo queda,
  pero lo nuestro es pasar,
  pasar haciendo caminos,
  caminos sobre el mar.
Solamente con estos recuerdos, deseamos no olvidar a quien nos enseñó las artes que más se usaron, las que nos dejó en el Manuscrito de Astorga Juán de Vergara.
Maestro no nos olvidamos, te quisimos y te seguimos recordando, hoy que seguramente ya estas pescando esos ríos infinitos, donde mas tarde que pronto nos encontraremos.
Permitirme una frase, para la historia, no es mía, es de Javi (Papa Esla) que como alumno tuvo esa suerte de ser también su amigo y de entregarle la Placa en que Pescaleon reconoce los valores a esta persona tan entrañable:
 
 
“Esta es la historia de un pescador, que empezó colocando fibra a fibra las plumas de los gallos para pescar truchas y llegó a ser el más fabuloso maestro artesano que nunca existió a la orilla de los maravillosos ríos de entonces…”

 

Maestro Bernardo descanse en Paz.