La consejería de Medioambiente, gobernada por el leones Suárez-Quiñones y dirigida en el medio natural por José A Arranz Sanz, arremete contra la pesca a leonesa.
Esta es la propuesta para establecer las normas reguladoras de la pesca en nuestra Comunidad para 2017. c. 1. Pesca con mosca:
En la modalidad como “cola de rata”, “a látigo” o “ con sedal pesado” solo se podrá un máximo de dos moscas, en cualquiera de sus fases de desarrollo, pudiendo ir lastradas ambas, siempre que una de ellas esté desprovistas de arponcillo o muerte, o se encuentre inutilizado.
En la modalidad conocida como “lance ligero” o con boya o buldó” solo se podrán utilizar un máximo de cinco moscas, en cualquiera de sus fases de desarrollo, pudiendo ir lastradas dos de ellas si están desprovistas de arponcillo o muerte, o se encuentra inutilizado, o bien, ir lastrada solo una de ellas si ésta dispone de arponcillo.
El consejero Suárez-Quiñones es de León SI, sabe pescar NO, pero siempre podrá asesorarse antes de vilipendiar algo tan de León como es la pesca a la leonesa.
Acaso el Director General del Medio natural, José A. Arranz Sanz tiene algo contra esta modalidad o contra León. Otra cosa no se explica, cambiar un apartado para hacer desaparecer esta modalidad de la normativa anual envolviéndola con lastres y demás ideas ocasionales. Da pena leer esta apartado, que si arponcillo que si muerte…me da mucho que pensar y todo malo.
La pesca “a la leonesa” es la técnica con mosca más antigua de España, genuina de nuestra tierra tiene su principal peculiaridad en que sus moscas están confeccionados con la pluma de los gallos de León. Pescar a la leonesa es pescar con moscas tradicionales leonesas, modalidad enraizada desde hace siglos en nuestra cultura e historia y con un exponente “bíblico” que es el Manuscrito de Astorga.
Rastro, boya, ahogada, seme-ahogada, seme-bailarina y bailarina dan muchísimo juego a la imaginación.

 

Rectificar es de sabios y aún hay tiempo.