Arousa-Norte
Riveira (Aguiño)
 
Naturaleza en estado puro. En marea baja aflora parte de su riqueza que es mucha y variada.

Paraiso para la pesca a caña desde la costa, desde embarcación y pesca-sub.

En el interior del mar todo es misterio y silencio…la aventura se llena de soledad que solo los seres marinos rompen son sus colores y formas, la incertidumbre te hace disfrutar de una de las pescas más atrayentes que existen.

Mar y montaña se unen para satisfacer al turista más exigente.

Trozos de historia que sin renunciar al presente te hacen viajar en el tiempo.
Si a todo esto le añadimos el valor ecológico y paisajístico del parque natural
de Corrubedo, con las playas, la laguna de Carregal y las dunas  esto significa que estamos ante uno de los patrimonios más naturales de todo el territorio Gallego.


Centro de Interpretación del Ecosistema Litoral del Parque Natural de Corrubedo

La lluvia es arte en el Complejo Dunar .

 

Que esto siga natural es misión de todos, respetar el entorno es el primer paso.

La costa en la ensenada del parque es poco accidentada, con amplias zonas
de playas de origen sedimentario donde el transporte eólico de arena forma
cordones de dunas medio estabilizados por una vegetación protegida por el parque natural.


Una estrella en la playa de o Vilar.


Del mar a la mesa…percebes, mejillones, navajas, centollas, nécoras y pulpo que acompañados de un albariño hacen las delicias de los comensales más exquisitos.

 

 Centollo de la ría, con su camuflaje a cuestas.

 

 Lo mejor de todo…sus gentes;
Entrañables, divertidas, acogedoras…una maravilla.
Tabeiróns caralludos, gracias por todo…nos vemos na “Festa da Dorna”
Faro de Corrubedo.
Majestuoso, marcando territorio, testigo luminoso de leyendas y guía incansable para los marineros.

 

La tierra es toda mi vida 
y el mar es todo mi amor. 
En mi amor hay escondida 
una fuerza más grande que la vida; 
la tierra es criatura y el mar es creador.
Todo el mar es misterio resonante 
y palabra inicial;
nada hay a espaldas de él, nada hay delante; 
el mar es una eternidad constante 
y un movimiento en lo inmortal. 
Escapa al pertinaz conocimiento 
y prolonga en fantasmas la visión; 
el mar es elemento
hermano del pensamiento
y lecho azul de la imaginación.
(Se pinta el mar de Eduardo Marquina )