Doce Meses  &  Doce Fotos.

 

Las temporadas pasan, se suceden unas a otras sin parar, pero los recuerdos permanecen para volver a revivir esos momentos que se nos grabaron en el alma para siempre, y son muchos los que el río  nos ha regalado. Instantes únicos que nos van formando como pescadores y quizá esto sea lo mejor de la pesca.

 

Chopos…chopos del río, árboles recios que solo habláis al viento, ¿cuántos secretos guardáis?, de nubes y aves, de corrientes y peces, de vida y de más.
 Ahí, donde nace el arroyo, germina la vida. Y es que sin río…sin río no hay nada.
Pintona…me haces soñar, me emociona tu libertad.
Cada uno otea el río como le parece.
Libélula Azul, soltura y confianza.

 

Algunas veces nos preguntamos que es la felicidad…
 Río Porma, el Pozo Misterioso.
 La que pesca un pez…pescadora es. Belleza Natural.
 Pocas cosas hay más bellas que un pez en libertad.
 Mosca de la Piedra…el paseo de un plecóptero adulto.
 Pesca eléctrica, recuento río Truchillas.
De tan fea era bella, esta araña que me encontré en la ribera del río Porma. Cambie la caña por la máquina fotográfica y la inmortalicé, luego seguí pescando y la araña, seguramente, cazando moscas con maña.(Araña Tigre).

“El pájaro tiene su nido, la araña su tela, el hombre la amistad.” (Blake, William)